submarinos alemanes en mar del plata argentina

submarinos alemanes en mar dle plata
Submarinos Alemanes

Submarinos alemanes en Mar del Plata

El 30 de abril de 1945 los submarinos alemanes, recibieron la orden de estar preparados para la operación Regenbogen, vocablo alemán que significa “Arco Iris”, aludiendo a la operación que contemplaba el autohundimiento. Sin embargo, el 4 de mayo les fue transmitida la contraorden, confirmada el 8 de mayo de 1945, cuando las fuerzas alemanas dejan de combatir. El Almirante Karl Doenitz anuncia la rendición del III Reich por la Comunicación Nº 0953/4, transmitiendo a las fuerzas alemanas la orden de rendición y el inmediato cese del fuego. Así, dos submarinos alemanes se rinden en la Base Naval de Mar del Plata ante el Capitán de Fragata Ramón Sayús.

10 de julio de 1945: se rinde, a las 7, el U-530, con 54 tripulantes

Comandante: Oberleutnant Teniente de Fragata Otto Wermuth. Cabe señalar que el comandante Wermuth era un oficial sin experiencia, el mando que ejercía era su primera prueba de mando, la cual no había sido afortunada. Los marinos argentinos, maravillados con el aspecto exterior del sumergible, quedaron sorprendidos con su desastroso aspecto interior, donde la falta de disciplina y orden hacían gala.

17 de agosto de 1945: se rinde el U-977, con 31 tripulantes

Comandante: Oberleutnant Heinz Schaeffer. Schaeffer, asumió su comandancia en 1944. Zarpó de Christiansund el 2 de mayo de 1945 con 48 submarinistas. La orden era la de no rendirse al enemigo dada por el almirante Doenitz. Así las noticias de la rendición llegadas en navegación por medios de comunicación enemigos, no tuvo credibilidad, los cuales pasan a votar sobre qué hacer ante la nueva situación. La mayoría votó por navegar hasta Argentina, pues el país contaba con gran respeto entre la oficialidad naval alemana por la actitud mantenida con la tripulación del Graf Spee, en 1939.

Schaeffer, a diferencia de Wermuth, había mantenido el orden y la disciplina en la nave, con 24 años de edad no tuvo inconvenientes en afirmar su autoridad y relevar al primer oficial de abordo cuando éste se opuso a sus directivas. Otro momento crucial para este capitán surgió cuando poco antes de la entrega de la nave a las autoridades argentinas, se enteran por radio de la suerte corrida por el U–530. Se suscitaron varias discusiones en la nave, había quienes consideraban necesario hundir el submarino e ingresar ilegalmente en territorio argentino, pero el capitán logra persuadir a la tripulación y entrega el submarino con todo su equipamiento y documentación completa, elementos los cuales le servirán para demostrar no había hundido ninguna nave ya que tenía todos los torpedos y que no había trasladado a ningún jerarca nazi.

Tras la rendición, los militares argentinos, entre ellos el Teniente Coronel Domingo Mercante, posterior gobernador de la provincia de Buenos Aires por el peronismo, homenajearon a los marinos alemanes, lo cual generó fricciones con los EE.UU. y Cuba. Las naves alemanas y su tripulación, fueron entregadas luego a los EE.UU.

Links

La Ciudad de Mar del Plata

Fuente: wikipedia


Responder