Marcos Sirena


Marcos Sirena

hombre sirenaMarcos siempre soñó con ser una sirena. Todos los días desde sus ochos años iba al puerto de su ciudad a observar a los lobos de mar y a los peces, su anatomía, sus movimientos,a sentir la forma de su respiración. El estaba convencido que mediante la observación de estos elementos el podría mutar su cuerpo hacia su forma querida. Guardo su secreto por varios años mientras seguía experimentando mediante la observación de los pequeños cambios que debía realizar para que le creciera una cola de pez. Una de las conclusiones a las que llego es que debía ir todos los días desde las tres hasta las cinco de la mañana a meterse en el mar hasta la altura de la cintura, ya que en ese horario, el mar tiene propiedades especiales que producen cambios genéticos en el cuerpo, que con la continuidad producen escamas. Marcos no solo se quedaba con eso, ya que vivía a apenas ciento cincuenta metros de la playa, cargaba baldes de agua de mar y algas y las ponia en su bañera mientras sus padres estaban trabajando, pasaba allí horas mojandose, mientras leía libros de oceanografía para aprender que es lo que tendría que hacer cuando finalmente su cola apareciera. Ya por los 16 años su cuerpo empezo finalmente a experimentar los cambios profundos que el deseaba, sus piernas tal cual creía se fueron escamando de un color verdozo y violaceo, lo que empezo a provocar burlas entre los compañeros del colegio en los horarios de gimnasia cuando debian usar pantalones cortos. Sin embargo Marcos pese a ello nunca ceso con su rutina de baños y horas en la bañera. Un día su padre se dió cuenta del cambio que estaba provocando en su cuerpo y sin mediar explicacion intento sacar con un cuchillo las escamas de sus piernas, sin percatarse que ya eran parte de la piel de su hijo. Terapia intensiva urgente, estuvo a punto de perder sus piernas por los cortes profundos hechos por su padre, quién no se perdono lo que habia provocado y juro que si salvaba sus miembros ayudaría a su hijo con su sueño. Finalmente pudieron reconstituir la totalida de las piernas de Marcos y su sueño comenzo nuevamente a tomar vida. Pero esta vez no estaba solo, su padre y su madre lo ayudaban con los baldes de agua de mar y algas traídos de la playa. Ya con dieciocho años las piernas empezaron a juntarse al igual que sus dedos por una leve membrana traslucida, por lo cual tuvo que usar una silla de ruedas para poder movilizarse, ese fue el momento en que mucha gente que antes lo dejaba de lado y se reía de él, empezó a colaborar , llevándolo a las tres de la mañana a tomar sus baños en el mar, ya no era solo su sueño, sino que era el de la mayoria del pueblo, todos querian que Marcos fuera el primer hombre en convertirse en sirena y alcanzara su meta tan utópica como extraña. Ya por sus veinticinco años, todo parecía demostrar que Marcos estaba listo para poder terminar una historia y comenzar la nueva etapa de su vida, eso si, le faltaba práctica en el nado, por lo cual corria un grave peligro de ahogarse apenas entrara al mar. Si bien su medio cuerpo ya era perfectamente el de una sirena, sus movimiento apenas alcanzaban para mantenerse a flote, teniendo en cuenta que su respiración de mamífero lo obligaba a salir a la superficie para poder respirar. Los pobladores del lugar se juntaron en una asamblea de la que salió una idea, utilizar la pileta del club social y deportivo como lugar de entrenamiento de Marcos hasta que el estuviera listo. Llenaron la misma con agua de mar una y otra vez y llamaron a los dos mejoes instructores de natación del país para que pudieran estudiar el caso y lograr que físicamente fuera posible que Marcos nadara con su nueva estructura fisica. Ya luego de muchos entrenamientos con pesas, tubos de oxigeno, grandes esfuerzos de horas y horas, a los 28 años Marcos estuvo listo para entrar al mar y poder encontrar su propio yo, el de su viejo sueño de ser sirena. Se realizo un gran festival de pescadores en el pueblo, encuentro donde nadie falto, inclusive vinieron de los pueblos cercanos que compartían la felicidad de aquel hombe que finalmente podría ser sirena. Finalmente llego la hora, hubo un dejo de nostalgia entre todos los habitantes, pero todos estaban llenos de felicidad, Marcos fue alzado por una multitud que lo depositó suavemente en el agua, y luego de unos 20 segundos en que todo el tiempo del mundo se ubico en ese pueblo, Marcos subió desde las profundidades y dio un tremendo salto de tres metros que provoco el festejo de todos los allí presentes. De nada cabe agregrar que el pueblo siempre fue reconocido mundialmente como el hogar del hombre sirena, que Marcos siempre volvia para las fiestas de fin de año que se hacian en su honor y en honor a la gente que lo ayudo. Pero sucedió lo que debía suceder, 50 años despues Marcos no pudo volver ya que su cuerpo ya era parte de ese mar con el que el tanto soño. Igualmente y en honor a su memoria, hubo fiesta en el pueblo del hombre sirena y nunca más ninguno de sus habitantes se permitió dejar de soñar pues un hijo directo de ellos habia hecho lo imposible, ir más lejos que lo que el pensamiento de los hombres permitía.

Responder